Un sello mecánico es un dispositivo que permite unir sistemas o mecanismos, evitando la fuga de fluidos, conteniendo la presión, o no permitiendo el ingreso de contaminación. La eficacia del sellado reside principalmente en la adhesividad en el caso de sellantes, y de la compresión en el caso de los casquillos.

Un sello mecánico se compone principalmente de las siguientes partes:

  • Caras mecánicas del sello (Estática y Dinámica).
  • Anillos de cuña para cada cara del sello mecánico.
  • Anillos de collarín, retenes de soporte.
  • Resortes (aseguran que se mantenga el contacto entre las caras en todo momento)
Un sello estático, también conocido como empaquetadura, es aquel en el que el conjunto no desliza de forma habitual sobre si mismo, no produciendose un desgaste tan intenso y prescindiendo, por tanto, de caras de roce rígidas.

La cara rotativa gira con el eje y se desliza sobre la cara estacionaria montada en el cuerpo de la bomba o en la placa del sello. Es gracias a la planitud y la precisión mecánica de las caras de roce por lo que se produce una película de fluido entre las caras, sellando herméticamente el conjunto.

Si requieres de sellos industriales, no dudes en acercarte a Abastecedora de Baleros Acuña, contamos con baleros, bandas y otros productos industriales. ¡Comprueba por qué somos los mejores!